Domingo, 22 de Abril de 2018      

El Teatro del Bicentenario de San Juan

Desde el presupuesto, el personal, los materiales, hasta los detalles técnicos y estéticos de los diferentes espacios que forman parte del teatro, todas las cifras del complejo cultural y las últimas imágenes.

Los detalles del Teatro del Bicentenario antes de su inauguración. Estuvo como Invitado al programa La Ventana el profesor Eduardo Peñafort. Además notas sobre el teatro.
Programa La Ventana 21 de octubre de 2016. Inauguraci{on del Teatro del Bicentenario.

Imagen de la sala principal del Teatro del Bicentenario que posee 1129 butacas.
El 21 de octubre, prácticamente un año después de la fecha anunciada durante su construcción, el gobierno de la provincia inaugurará el Teatro del Bicentenario. El complejo cultural supuso una inversión de más de 280 millones de pesos, más de la mitad de lo presupuestado para otra obra importante para San Juan, el Dique El Tambolar, que se prevé costará en total 400 millones de pesos.

La inauguración de lo que será el teatro lírico más importante del interior del país contará con la actuación de la compañía española Fura Dels Baus, que junto a los coros y la orquesta de la Universidad Nacional de San Juan, el Coro de la Universidad Católica de Cuyo y el Coro de Cámara Arturo Beruti, interpretarán un clásico de Carl Orff, Carmina Burana.

En esta nota las últimas imágenes y todas las cifras de la construcción y los detalles estéticos y técnicos del teatro.

4 años fue el tiempo que llevó la construcción del teatro, las obras comenzaron en septiembre de 2012.
279.834.995,34 pesos fue el presupuesto inicial para la edificación del teatro.
44.100 m2 es la superficie total del predio, que incluye el edificio del teatro y la plaza del Bicentenario.
1.100 personas, entre personal directo y subcontratistas, estuvieron involucradas a lo largo de toda la obra en la construcción del edificio.
410 fue el pico máximo de personas trabajando para la obra, entre personal propio y subcontratistas.
30 metros es la altura máxima del teatro, tomada sobre la caja del escenario.
60 metros de luz libre tiene el arco de acceso al teatro, que además tiene 6 metros de altura.
148 son los espacios para estacionamiento. 119 están ubicados en calle España, 6 en la sala secundaria y 23 en Las Heras.
5.800 m2 de acero corten fueron utilizados para revestir el exterior del edificio, es lo que a la vista tiene apariencia de chapa oxidada.
5.200 son los metros cuadrados de revestimiento travertino utilizados en el exterior del edificio.
2.200 toneladas de acero fueron utilizadas durante las obras.
14.095 m3 de hormigón fueron necesarios para la construcción del teatro y el mayor porcentaje de ese total fue empleado para las fundaciones.
32 milímetros fue el tipo de hierro utilizado para las columnas y tabiques.
1.340 m2 tiene el hall de entrada, un espacio apto para múltiples actividades.
4 son las arañas que decoran e iluminan el foyer, el espacio ubicado luego del hall de entrada y antes de la sala principal.
9 son las salas de ensayo, chicas, medianas y grandes, ubicadas en el subsuelo en el sector de calle Las Heras. Además, en el primer piso del mismo sector, están los talleres de carpintería, herrería, utilería y sastrería, mientras que en la planta baja están los de escenografía e iluminación. Además, también en el primer piso, hay una sala de marcación de teatro.
580 m2 es la superficie del escenario de la sala principal, tiene 35 m de ancho y 16,50 de profundidad. Además cuenta con telón de embocadura, cortafuego y de foro.
26 metros es la altura que tiene el escenario de la sala principal.
16 metros es el diámetro del disco ubicado en el centro del escenario y que permite cambiar de escenografía sin mayores complicaciones, en al menos 30 segundos.
135 m2 es la superficie de la capilla, el espacio tras escena para armar escenografías durante una representación, que tiene 27 m de ancho 27.00m y 5.00 m de profundidad.
9,70 metros es la profundidad del foso que albergará a las orquestas en la sala principal, que además tiene 13,50 metros de ancho.
100 músicos puede albergar el foso destinado a la orquesta en la sala principal.
1.129 son las butacas de la sala principal. De estas 559 corresponden a la platea, 188 a los palcos bajos, 180 a los palcos medios y 202 a los palcos altos.
16 camarines tiene el teatro. De este total 4 son VIP con baño privado, otros 8 son camarines solitas con baño privado y aparte hay otros cuatro generales con sanitarios.
14 sanitarios hay en la sala principal del teatro, 7 para mujeres y 7 para hombres. Además, hay 7 baños para personas con movilidades reducidas y la sala secundaria tiene dos, uno para hombres y otro para mujeres.
196 son las butacas que hay en la sala secundaria, que tiene un escenario de 11 por 9 metros y cuenta con acceso independiente por Avenida España.
3 son las máquinas enfriadoras que se utilizarán para refrescar el teatro. Ocupan una sala de máquina descubierta sobre Avenida Córdoba.
23 son las Unidades de Tratamiento de Aire (UTA) que distribuirán el aire acondicionado y la calefacción a los diferentes sectores, de manera independiente y regulable. Hay al menos una UTA por cada sector.
760 toneladas de refrigeración es la potencia total instalada para refrigerar el teatro. Además, utilizaron 92.400 kilos de chapa para para los conductos y 3500 metros de cañerías de agua para termomecánica.
87.258.462 pesos fue el monto de dinero destinado a la construcción de la plaza del Bicentenario.
21.610 m2 fue la superficie intervenida para la construcción de la plaza, con 10.000 m2 de espacios verdes.
2.950 m2 es la superficie del espejo de agua de la plaza del Bicentenario.
100 nuevos árboles, de las variedades Palmera Pindó, Roble Sedoso, Acacias y Cortaderas, serán colocados en la plaza del bicentenario.


El siguiente es un artículo publicado en El Nuevo Diario, edición 1743 del 21 de octubre de 2016

Vista del Teatro del Bicentenario de noche a días de su inauguración.


TEATRO DEL BICENTENARIO
¡ARRIBA EL TELÓN!

Un hito histórico: San Juan cuenta con su primer teatro provincial. Integra junto al Colón y el Teatro Argentino de La Plata el grupo de más importantes salas del país

Esta iba a ser la espectacular fachada del teatro que San Juan debió construir con motivo del centenario patrio. Este dibujo es de 1909 y muestra el frente que daría sobre calle General Acha. Solo comenzó a construirse el acceso por calle Tucumán, que se destinaría a teatro de verano. Los restos de este Coliseo, que pudo ser una obra monumental, siguieron a la vista ya que años después comenzó a funcionar allí el garage oficial, en la esquina de Córdoba y Tucumán. El frente por Avenida General Acha, ni siquiera se comenzó a construir. (Imagen publicada en el libro “El San Juan que Ud. no conoció”, de Juan Carlos Bataller)
El teatro del Bicentenario que hoy se inaugura es el primer teatro que construye la provincia. Para que esto se entienda deberemos aclarar algunos aspectos fundamentales:

1) Los teatros que se construyeron en la provincia durante el siglo XX fueron en su totalidad privados. Algunos muy modestos, como el Centenario, ubicado en la esquina sureste de la Plaza 25 de Mayo, o sea en Mitre y General Acha. Se trataba simplemente de un salón con mesas de confitería donde se instaló un lienzo que hacía de telón y se pasaban películas pero también servía para que actuaran cantantes y orquestas.

Otros teatros de ese siglo fueron realmente importantes. El primero de categoría fue el Estornell, ubicado en el espacio que hoy ocupa el restaurante Remolacha en Sarmiento y Rivadavia.
El más importante fue sin duda el Cine Teatro Cervantes, ubicado en calle Mendoza frente a la Plaza 25 de Mayo. Allí actuó entre otros artistas de renombre, Carlos Gardel.

Otros teatros importantes fueron el nuevo Estornell y el Gran Rex.

Con una gran concurrencia de público,se presentó la Ópera Hansel y Gretel, en el escenario del Teatro Sarmiento.
2) Después del terremoto la provincia acondicionó los gimnasios o auditorios de algunos locales escolares para que funcionaran como teatros. Ese fue el caso del Teatro Sarmiento (salón de actos de la escuela Superior Sarmiento).

Sobre el final del siglo comenzaron a construirse teatros municipales.

En la Capital, la municipalidad alquiló el Teatro Estornell, que había sido comprado y subdividido por un empresario, habilitándolo como teatro. En el año 2008, se reinaugura tras una serie de trabajos. Ahora posee una pasarela técnica detrás de la pantalla. Sala climatizada, con 502 butacas disponibles y estructura acorde para funcionar como cine o teatro.

En Albardón, la municipalidad construyó un coqueto teatro frente a la Plaza departamental. Se inauguró a fines del mes de julio de 2010. El teatro cuenta con una capacidad 240 butacas, revestimiento acústico en sus paredes y un cielorraso termoacústico de 440 metros cuadrados sobre el cual se encuentra una pasarela que permite acceder a toda la canalización de iluminación y sonido.
Rawson tiene también su teatro, el Oscar Kümmel, ubicado en calle Mendoza entre República del Líbano y José Dolores. Inaugurado en 2014, el espacio está diseñado para albergar a más de 200 espectadores. Las butacas son replegables y permiten desalojar el lugar, dejándolo libre para ensayos o para puestas en escena que no requieran asientos. Posee telones mecanizados, comandados desde una cabina.

Noche de gala por el 25 de Mayo realizada en el Auditorio Juan Victoria.
3) Un aporte importante fue el Auditorio Juan Victoria pero no se trata de un teatro sino una de las más importantes salas destinadas a la música en Sudamérica.
Pero del Teatro del Bicentenario es el primer teatro provincial construido para ese fin.





4) Hubo, si, un proyecto frustrado aunque de menor envergadura. Fue el Teatro Coliseo, cuyo proyecto para la época era monumental. Ubicado en la esquina de Tucumán y Córdoba, iba a constar de sala de verano, al aire libre y sala de invierno, cerrada. El frente de la sala cerrada de este teatro iba a estar sobre calle General Acha, pero nunca comenzó a construirse. Sólo se levantó la entrada a la sala abierta.
El Teatro Coliseo integraba el conjunto de obras previstas en San Juan para conmemorar el primer centenario de la patria. Estas obras se financiarían con un empréstito internacional tomado por el gobierno del coronel Carlos Sarmiento.
Lamentablemente, el proyecto quedó trunco y en el lugar funciona desde mediados del siglo pasado el Garaje Oficial.
JCB


La construcción de un gigante

Cómo se gestó la idea

Durante los 4 años de obra que supuso la construcción de este complejo cultural, fueron 1.100 las personas que trabajaron, directamente o como subcontratistas. En las últimas semanas quedaban unos 50 trabajadores ocupándose de las tareas.
Fue durante la visita del ex presidente Néstor Kirchner, que vino junto a su esposa, Cristina Fernández, en 2007 para la inauguración del Centro Cívico. El entonces primer mandatario de Argentina llegó al aeropuerto de Las Chacritas y el helicóptero que tenía que trasladarlo a Capital sufrió una falla técnica. El entonces gobernador José Luis Gioja aprovechó esa demora para hablarle de dos proyectos que quería para San Juan: El Estadio del Bicentenario, que fue el primero que se concretó, y el Teatro del Bicentenario. Detrás de las intenciones de Gioja estaba el pedido de la Fundación Protea especialmente, al que luego se plegaron instituciones como la Ópera de San Juan y Mozarteum Argentino San Juan.

La inauguración

Será el viernes 21 y comenzará con la inauguración de la plaza del Bicentenario, con un espectáculo multimedia al aire libre. Participarán más de cien murgueros y unas sesenta personas ejecutarán bombos legüeros, acompañados por integrantes del grupo Metabombo. Luego, a las 22, será el espectáculo de Carmina Burana en la sala principal del teatro, con la actuación de la compañía La Fura Dels Baus, el Coro Universitario y la Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de San Juan, el Coro de la Universidad Católica de Cuyo, el Coro de Cámara Arturo Beruti y el Coro Villicum. La presentación en la sala lírica será transmitida a través de pantallas en la plaza del Bicentenario.

Los aspectos más complicados de la obra

En el arco por el que se ingresa al edificio, posaron los artistas que trabajarán en la inauguración de la plaza del Bicentenario y del teatro. Junto a ellos están el gobernador Sergio Uñac y las autoridades del Teatro del Bicentenario.
Según el jefe de Oficina Técnica de Obra del Teatro del Bicentenario, Federico Viqueira, un tema fundamental fue el responder a los requerimientos acústicos de la obra en muchos de los sectores del edificio. Tenían que evitar el paso de ruido del sector de servicio, como salas de máquinas, de los espacios de circulación, a la sala lírica, el auditórium, el escenario y las salas de ensayo. Para lograr esto, adoptaron muros dobles de mampostería con revestimientos perforados y aislación interior, puertas acústicas según cada requerimiento y consideraciones especiales en los cielorrasos.

Otro aspecto complejo señalado por Viqueira, fue la resolución de la estructura de sostén del edificio en coherencia con los requerimientos de proyecto y del diseño arquitectónico. Por las dimensiones del edificio, que se ubica en un predio de más de dos hectáreas, el mismo debió ser dividido en más de 10 bloques que por cuestiones sismoresistentes llevan juntas de dilatación entre ellos de entre 10 cm y 40 cm en algunos casos. La necesidad de dichas juntas derivó en la resolución de la materialización de las mismas en pisos, revestimientos y cielorrasos.

También resultaron de complejidad estructural los voladizos de hormigón en los palcos de la sala principal de más de 5 metros. Y la cubierta de la sala principal implicó una luz de 30 metros de largo y unas cerchas metálicas con un peso propio de 13 toneladas.

¿Por qué el acero corten?

Acero corten y travertino fueron los elementos elegidos por los arquitectos del proyecto, de San Juan y Buenos Aires, para el exterior de la obra en el Teatro del Bicentenario.
Travertino y acero corten fueron elegidos por los arquitectos como elementos que identifiquen la obra. En el caso el acero, se trata de un material muy antiguo, que se utilizó sobre todo en ingeniería naval porque tiene oxidación controlada, así lo explicó uno de los arquitectos sanjuaninos que trabajó en la obra, Guillermo Velasco. “Hay muchas obras a nivel mundial con este acero. En Europa se usa en la arquitectura desde hace poco como parte del movimiento moderno”. Debido a sus características, este acero no tiene grandes costos de mantenimiento. Aparte, el travertino es un material característico de San Juan.




La sala principal

Sala principal del Teatro del Bicentenario.
También llamada sala lírica, está diseñada a la italiana, es decir con forma de herradura y se cierra con el escenario. Tiene 1.129 asientos, repartidos entre las butacas de la platea, del palco presidencial y las sillas del resto de los palcos. Para lograr una mejor acústica, la sala tiene un revestimiento especial de bastones de platten, importado de Alemania, en color wengue, con diferentes profundidades. Además, cuenta con un cielorraso de doble placa de roca de yeso y lana de vidrio. Aparte, el teatro cuenta con una sala secundaria que cuenta con 196 butacas y será utilizada para conferencias y otro tipo de espectáculos.




El arco
El arco del Teatro del Bicentenario.
Tiene 60 metros de luz y 6 metros de alto. Este fue uno de los aspectos más desafiantes para los profesionales que trabajaron en el proyecto del edificio, así lo afirman el arquitecto Guillermo Velasco y el jefe de Oficina Técnica de la construcción, Federico Viqueira. Esto se debe a que el arco no tiene apoyos intermedios. “Requirió de un dimensionamiento estructural preciso, con una cuantía de hierro muy alta y un proceso meticuloso en el apuntalamiento, encofrado y hormigonado del mismo”, explicó Viqueira.





Salas de ensayo

La imagen muestra una de las 9 salas de ensayo en el Teatro del Bicentenario
Son 9, repartidas entre las chicas, medianas y grandes y están ubicadas en el subsuelo en el sector de calle Las Heras. Todas estas salas cuentan con antecámaras (sound-lock) que evitan el ingreso de ruido y la salida de sonido hacia otros sectores. Además, estos espacios están revestidos de un material símil madera, llamado platten, importado de Alemania, perforado al 23% y con lana de vidrio por detrás. En estos espacios, para los cielorrasos, colocaron placa de roca de yeso también perforadas.





El hall de ingreso

Vista del hall del Teatro del Bicentenario.
Luego de atravesar el arco de luz se encuentra el hall de ingreso, uno de los espacios más importantes del teatro. El hall cuenta con piso de travertino pulido, tiene 90 metros de extensión, 16 metros de ancho, 9 metros de altura y una superficie total de 1.340 metros cuadrados. Además, cuenta con una doble panelería vidriada con vidrios de alto impacto y térmicos. Acá se encuentra la boletería, el primer cuerpo de baños y el guardarropa. El director del teatro, Eduardo Savastano, contó que la idea es que este hall sea no solo el lugar de recepción sino también un espacio para realizar muestras plásticas.


El foyer

La foto muestra el foyer del Teatro del Bicentenario, el que tiene una altura de 16 metros.
A continuación del hall de entrada sigue el foyer, que es el centro de distribución. Cuenta con piso de travertino pulido, 4 grandes columnas y tiene 16 metros de altura. A la izquierda y derecha se elevan las escaleras que conducen a los palcos medio y alto de la sala principal. Además, en este espacio se encuentran las puertas a través de las cuales se puede acceder a la platea de la misma sala.

El foyer está coronado con cuatro lámparas que tienen una estructura de acero inoxidable y lágrimas o pétalos de policarbonato y cada una pesa 40 kilogramos. Estas fueron compradas en Italia y el diseño original es de un salteño radicado en Milán, Francisco Gómez Paz. Aparte, desde este lugar se observa la ventana en arco que pertenece al palco presidencial.



El acceso a los palcos

Zona de acceso a los palcos en el Teatro del Bicentenario
Aparte de las escaleras, el teatro cuenta con cuatro ascensores para acceder a los palcos de la sala principal. En cada palco, a derecha e izquierda, cerca de los elevadores, hay un conjunto de baños y buffet. Además, este espacio está separado de la zona de tránsito de cada palco con puertas y cortinas para tener la primera barrera acústica.





Palco presidencial

Zona del palco presidencial en el Teatro del Bicentenario.
También llamado palco del rey o de la reina. Si bien en otra época este espacio fue reservado para autoridades, actualmente quien compre la entrada correspondiente a este sitio podrá acceder a él. Cuenta con 33 asientos que son butacas al igual que la platea, también tiene baño privado y guardarropa. Detrás se ve la cabina de control técnico, desde la que se maneja la iluminación, video y sonido del teatro. Es la ubicación más óptima por el acceso, la acústica y la visión. Tiene vista al foyer y al hall y, por lo tanto, también a la Plaza del Bicentenario y al Centro Cívico.




El piso

La alfombra cumple la función, entre otras cosas, de atenuar el ruido de quienes cirulan por los pasillos de la sala.
Dentro de la sala principal, el patio de butacas es de roble de Eslovenia machimbrado. Por debajo, hay un espacio que tiene entre 1 y dos metros de altura y que forma una cámara de resonancia en beneficio de la acústica de la sala. Dicho espacio también se utiliza para la impulsión de aire que se realiza por 558 rejillas ubicadas debajo de cada una de las butacas de la platea. Desde el ingreso al patio de butacas y en los 4 pasillos principales se coloca también alfombra que atenúa el ruido que genera el público al desplazarse.





El escenario

Vista del escenario del Teatro del Bicentenario.
Para su construcción necesitaron un panel de cubierta del doble de espesor que el resto de los sectores, ya que el mismo no lleva cielorraso suspendido que atenúe el ingreso de ruido exterior. El diseño fue elaborado por los arquitectos proyectistas, y el estudio Diz, especialista en maquinaria e iluminación escénica. Tiene “hombros” a los costados, que en la sumatoria de los dos espacios llegan a la superficie del escenario, “Area Stage”, que es el sector en el que se desarrolla la escena. Además, el escenario cuenta con una capilla que con el telón de fondo bajo permite el recorrido de artistas hasta los laterales del escenario y el ingreso a escena por donde lo requiera el espectáculo.
La altura del escenario está definida por la posibilidad de subir los telones y varas y que queden totalmente escondidos a la visión del público. Además, cuenta con un disco giratorio de 16m de diámetro que permite, entre actos, intercambiar escenografías ya preparadas. La maquinaria escénica del escenario está formada por varas motorizadas de iluminación, varas de decorado motorizadas y contrapesas. También cuenta con telón de embocadura con apertura a la americana (hacia los costados), telón cortafuego, bambalinón, tul negro y blanco, bambalinas, patas, puente de embocadura, telón media americana, panorama blanco para proyecciones y telón de fondo.


Los telones y cortinados

Tanto la tela del telón y cortinados, fueron diseñados especialmente para el Teatro del Bicentenario.
Inicialmente, según el requerimiento del pliego de la licitación, la tela de ambos tenía que ser trevira/pana. Después de algunos ensayos acústicos, eligieron un modelo de tela diseñado especialmente para el teatro, de la empresa Textiles Tala, al que denominaron Modelo Tango 910.

Al telón de embocadura le incorporaron un forro de gabardina del lado interior del escenario para evitar las transparencias de luz. Además, para las cortinas de ingreso a los palcos utilizaron la misma tela en ambos lados. Estas y las puertas de madera generan un doble cierre en el ingreso a la sala, mejorando la aislación acústica. En el fondo de los palcos hay “nichos” cubiertos con cortinas que permiten hacer ajustes acústicos de ser necesarios, quitándolas o agregándolas.


Las butacas

Las butacas del Teatro del Bicentenario tienen un sistema de abatimiento silecioso, es decir, no golpea al cerrarse.
Los asientos de la sala principal son marca Figueras, de España, cuentan con barrera antifuego e hilado ignífugo, rechaza la combustión, y por lo tanto contribuyen con la seguridad del espectador. Además, cumplen con normas F, ya que en caso de incendio no producen humo. Otra característica de estas butacas es que son neutras acústicamente, es decir que la sala suena igual estando ocupadas o no. Esto permite, durante los ensayos, saber cómo sonará una orquesta. Otro detalle es que tienen un sistema de abatimiento silencioso, no golpea al cerrarse cuando el usuario se pone de pie. Por último, cada butaca de la zona de la platea tiene debajo un sistema de ventilación independiente.




El foso

El foso del Teatro del Bicentenario, es prácticamente el único existente hasta el momento en nuestro país.
Es uno de los requisitos indispensables para que sea teatro lírico. Según Eduardo Savastano este es prácticamente el único foso del país tipo Bayreuth o Wagner, justamente lleva ese nombre porque fue pensado por el músico Richard Wagner.





El mantenimiento

Para el mantenimiento diario del completo del Teatro del Bicentenario está previsto no tercerizarlo.
Los insumos críticos, la limpieza, el control de la sala y todo lo que tiene que ver con el BMS (Building Management System), los controles sistematizados de flujos de aire, iluminación y seguridad será trabajado en forma conjunta con el Ministerio de Infraestructura y supervisado por Eduardo Savastano, junto a las dos personas que están a cargo de esa división, Hierrezuelo y Guajardo. Entienden que para el mantenimiento diario no será necesario tercerizar otros servicios.



El staff del teatro

El director del teatro, Eduardo Savastano, contó que analizaron unos 900 currículums para conformar el equipo de trabajo, que finalmente quedó integrado por 35 personas. Entre ellos se encuentran cinco personas que se ocupan de la seguridad del edificio. Además, la parte de escenotécnica, que está a cargo de Sergio Manganelli, tiene 9 personas divididas entre iluminación, sonido, tramoya y maquinaria. El área de mantenimiento es conducida por el ingeniero Hierrezuelo y el arquitecto Guajardo y operativos que trabajan desde el momento cero de la obra, dos para electricidad, dos para plomería y dos con todo lo que son servicios de ventilación y aire acondicionado. Aparte está el personal que estará en boletería, en el conmutador y en la atención dentro de la sala. A todos ellos, se suma un grupo de 12 pasantes de la Universidad Nacional de San Juan, de las carreras de teatro, música, turismo e historia, que serán los encargados de las visitas guiadas, que comenzarán en la primera semana del noviembre. Estas serán gratis para los sanjuaninos, con un máximo de 25 personas por turno con una duración de 47 minutos. Desde el próximo martes el teatro estará abierto al teatro del público, de 10 a 20.


La refrigeración y calefacción

El sistema de aire acondicionado y calefacción está formado por 3 máquinas enfriadoras, que son los equipos grandes que se ubican en la sala de máquina descubierta sobre Avenida Córdoba. Luego hay 23 UTA (Unidades de tratamiento de Aire), una por cada sector, que son las máquinas que distribuyen el aire acondicionado y calefacción a los diferentes sectores de forma independiente y regulable. Este sistema está controlado por el BMS que permite programar y definir todo el funcionamiento, como ser temperaturas deseadas en cada sector, horarios en que se deben encender los equipos según un calendario, entre otras tantas posibilidades.

Ver artículos relacionados:

- Firmaron el contrato para el Teatro del Bicentenario (diariolaventana.com – 17-07-2012)

- El Teatro del Bicentenario en imágenes (diariolaventana.com – 17-07-2012)

- El Teatro del Bicentenario ya tiene isologo. Concurso Nacional. (diariolaventana.com – 02-12-2015)

- Imponente apertura del Teatro del Bicentenario- ¿Queda chico el Teatro del Bicentenario? (Trabajo de investigación publicado en La Pericana)





1.129 butacas albergarán al público en la sala principal del teatro. Estas, al igual que las alfombras, tienen el color bordó, característico de los teatros líricos. Además, estas butacas fueron compradas en Barcelona y son de la marca española Figueras. Tienen tela trevira y por eso tienen la virtud de ser ignífugas, es decir que rechazan la combustión y protegen del fuego.
Imagen de la sala principal del Teatro del Bicentenario que posee 1129 butacas.
Imagen de la sala principal del Teatro del Bicentenario que posee 1129 butacas.
Imagen de la sala principal del Teatro del Bicentenario que posee 1129 butacas.
Imagen de la sala principal del Teatro del Bicentenario que posee 1129 butacas.
Imagen de la sala principal del Teatro del Bicentenario que posee 1129 butacas.
Imagen de la sala principal del Teatro del Bicentenario que posee 1129 butacas.
Imagen de la sala principal del Teatro del Bicentenario que posee 1129 butacas.
Imagen de la sala principal del Teatro del Bicentenario que posee 1129 butacas.
Imagen de la sala principal del Teatro del Bicentenario que posee 1129 butacas.
El foyer es el espacio posterior al hall multiuso y anterior a la sala principal. Acá están las dos escaleras revestidas en travertino que llevan a los palcos de la sala principal. Además, el espacio está decorado e iluminado con 4 arañas de 2 metros de diámetro.
El hall multiespacio es el primer ambiente que recibirá a los visitantes, después de que estos pasen por el arco de acceso al teatro, que tiene 6 metros de alto. La idea es que este hall sea un espacio para exposición de muestras y el día de la inauguración del teatro albergará a artistas que realizarán diversas performances.
Este año 2006, dentro de la última etapa de construcción del complejo cultural, comenzó a modelarse la plaza del Bicentenario, que abarca parte de los jardines de la Estación San Martín y lo que fue el Museo de la Memoria Urbana. Uno de sus rasgos más sobresalientes es su gran espejo de agua que tiene 2.950 m2.
Vista del escenario del Teatro del Bicentenario.
Una vista de la obra terminada del Teatro del Bicentenario que posee 1129 butacas.
Una vista de la obra terminada del Teatro del Bicentenario que posee 1129 butacas.
Vista del Teatro del Bicentenario de noche a días de su inauguración.
Vista del Teatro del Bicentenario de noche a días de su inauguración.
Vista del Teatro del Bicentenario de noche a días de su inauguración.
Vista del Teatro del Bicentenario de noche a días de su inauguración.
Vista del Teatro del Bicentenario de noche a días de su inauguración.
Vista del Teatro del Bicentenario de noche a días de su inauguración.
Vista del Teatro del Bicentenario de noche a días de su inauguración.
Vista del Teatro del Bicentenario de noche a días de su inauguración.
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario
Teatro del Bicentenario

San Juan al Mundo - Servicios


Lo mejor de la TV

Lo mejor del cine

Qué comemos hoy?

Sorteos

Radios online

Diarios del mundo

Autos

Qué hacer en San Juan

Humor

Servicios y datos de interés

Trámites y contactos

Temas generales

Blogs del mundo


QUIENES SOMOS CONTACTO SUSCRIBIRSE


Diario la Ventana | Bataller Intimista | La Ventana San Juan | El Nuevo Diario