Viernes, 21 de Septiembre de 2018      

Gallerano

Gallerano, agricultores y pescaderos de Calabria

De izquierda a derecha, Rosa Mastrotta, sus hijas Antonia y Josefina, Pascual Gallerano. Sentados señora Pepa con Laura en brazos, Juan Gallerano y en sus brazos su sobrino Bautista. Juan Bautista Gallerano, Lucrecia (niña menor), Antonbia y su esposa Dominga Russo (Foto propiedad de Roberto Gallerano)
Francisco Gallerano nació en Italia meridional, región de Calabria, en la provincia de Cosenza, posiblemente en el pueblo llamado Trebisacce. Era agricultor y de vendedor de productos de mar. Se casó con Antonia Tucche, italiana igual que él, y originaria del mismo pueblo; tuvieron cuatro hijos varones y una mujer, a los que llamaron Juan, Pedro, Juan Bautista, Pascual y Laura. Los hijos de Francisco Gallerano y Antonia Tucche fueron la generación que decidió emigar a la Argentina.
Juan y Pedro Gallerano habrían sido los primeros en llegar. Su primer destino fue Córdoba, donde ya vivían unos primos. Tiempo después se radicaron en San Juan.

» Juan Gallerano
fue agricultor y no tuvo hijos.

» Pedro Gallerano
conoció durante su estancia en Córdoba a María Gracia Pasquale, también italiana, con quien contrajo matrimonio. Tuvieron seis hijos, de los cuales los cinco mayores nacieron en Córdoba y la menor en San Juan. Sus nombres eran: Antonia, Juan Francisco, Vicente Marcelino, Laura, Catalina y Argentina Teresa. Pedro Gallerano también se dedicó a la agricultura y llegó a tener su propia bodega, actividades que desarrolló en el departamento de Santa Lucía.

Pedro Gallerano (sentado) y sus hijos. De izquierda a derecha: Catalina, Antonia, Laura y Teresa (Foto propiedad de Teresa Argentina Gallerano)
» Juan Bautista Gallerano, casado con Dominga Ruso, también italiana, tuvo seis hijos: Antonia, Lucrecia, Laura, Francisco, Rosa y Concepción. También se radicaron en San Juan.

» Pascual Gallerano
era, como su padre, agricultor y vendedor de pescado. Antes de viajar a América se casó con la italiana Rosa Mastrotta Tucci. Cuando Pascual emigró –solo- ya había nacido la primera hija, llamada Antonia, de origen italiano.

» Laura Gallerano
, la menor de los hijos de Francisco, habría llegado a la Argentina ya casada y con un hijo. El apellido de su esposo era Corellano. Vivieron en San Juan, pero no se adaptaron y volvieron a Italia.

La familia de Pascual Gallerano y Rosa Mastrotta

Pascual Gallerano y Pedro Gallerano. (Foto propiedad de Teresa Argentina Gallerano)
Pascual Gallerano había nacido, como sus padres y hermanos, en el pueblo de Trebisacce, en el año 1875. En Italia se ganaba la vida, al igual que su padre, como agricultor y vendedor de pescado.
Casado con Rosa Mastrotta Tucci, y padre ya de Antonia, emigró a la Argentina.
Su primer destino fue Córdoba, donde se encontraban familiares de su padre, así como sus dos hermanos mayores. Luego se radicaría en San Juan, donde la familia Logudice, conocidos de su pueblo, le dieron alojamiento tanto en los primeros tiempos como cuando llegaron de Italia su esposa e hija mayor, de seis años aproximadamente.

Hasta consolidar una posición, Pascual Gallerano realizó diversas tareas para sustentar a una familia que aumentaba año a año y llegó a incluir diez descendientes. A su hija Antonia le siguieron Josefina, Francisco (que falleció casi al año de su nacimiento), Lucrecia, Laura, Bautista, Francisco, Juan, Pedro y Roque. El lugar de residencia de la familia fue cambiando hasta que finalmente se establecieron, luego de su compra, en terrenos ubicados en calle Santa Fe y Catamarca.

Laura Gallerano de Corellano (Foto propiedad de Teresa Argentina Gallerano)
Ya establecido, Pascual siguió, como en su tierra natal, con las tareas que conocía. Comenzó a vender percas -“truchas criollas”- que eran pescadas por los laguneros de Huanacache; el transporte se hacía en carros y eran ubicadas en “chiguas” (canastos de mimbre que se rellenaban con jarilla húmeda para conservar mejor los pescados y transportarlos. Tenían una tapa que se ataba con tientos de animales y pesaban entre 40 y 50 kilos). Pascual Gallerano no era el único. La venta de pescado también era la actividad de unos amigos suyos, los hermanos Americe.

Cuenta Fernando Mo, en su obra “Cosas de San Juan”, que “Don Pascual Gallerano, llegado de Italia en 1902, fue el primero que estableció un puesto para la venta de pescado en el viejo Mercado Flores, ubicado en calle Mitre con salida a calle Santa Fe, entre avenida España y Salta”. Señala además que “instaló posteriormente un almacén de ramos generales llamado Marabón” en lo que era su vivienda. En este almacén se abastecían recuas de mulas que luego se dirigían a distintos departamentos de la provincia.

Con las ganancias de su pescadería y del almacén, Pascual Gallerano compró en Chimbas una importante finca con parrales a la cual llamó “El Águila”. También invirtió, con su hermano Juan Bautista, en la plantación de papas.

Rosa Mastrotta y Pascual Gallerazo. (Fotos propiedad de Roberto Gallerano)
En estos emprendimientos, Don Pascual era secundado por su esposa Rosa y sus hijos mayores. Por ejemplo, mientras el padre iba al campo a traer pescado o a la finca, su esposa con sus hijos Francisco (Pancho) y Bautista, iban al mercado Flores a vender pescado. Por su parte, Josefina (Pepa) se ocupaba de la atención del almacén. Esta fue finalmente la ocupación de doña Rosa, luego de la muerte de su esposo en 1931, a los 56 años de edad. Doña Rosa, por su parte, falleció en 1951.

Los hijos de Pascual Gallerano y Rosa Mastrotta vivieron y desarrollaron distintas actividades en San Juan.

» Antonia se casó con un compatriota suyo llamado Pablo Maletaco en 1916. Tuvieron cuatro hijos: José, María (Ñata), Rosa (Chola) y Pascual (Cacho). En 1927 falleció don Pablo y doña Antonia crió sola a sus cuatro hijos y no se volvió a casar. Falleció en la década de 1980.

De derecha a izquierda, el cuarto es Francisco Gallerano, quien junto a empleados muestra un ejemplar de tortuga marina. (Foto perteneciente a Leticia Gallerano de Benegas)
» Josefina, conocida como Pepa, se casó con Carlos Basualdo. Luego de vivir algunos años en Mendoza se instalaron en San Juan. No tuvieron hijos.

» Francisco, había fallecido siendo muy chico.

» Lucrecia, conocida como Quenchita, fue soltera.

» Laura
, a quien le decían Wita, se recibió de Ingeniera Química en la Escuela Industrial Sarmiento y trabajó en el Instituto del Vino hasta jubilarse. Se casó con Armando Elichiribety y tuvieron un hijo, Oscar, padre a su vez de Natalia, Fernando y Alejandro.

Vista de frente del puesto de venta de Francisco Gallerano y hermanos en el Mercado Flores. (Foto perteneciente a Leticia Gallerano de Benegas)
» Bautista, casado con Ana Lozano, tuvo tres hijas: Rosa, Margot y Yolanda. La primera, viuda de Suárez Jofré, se desempeñó como docente primaria y directora de escuela. Es madre de Ana, Juan Carlos y Silvia. Margot Gallerano, conocida como Pocha, es casada con el enólogo Walter Salas y son padres de Claudia, Hugo, Eduardo y Carolina.
Yolanda Gallerano, casada con José Adolfo Monañá, tiene tres hijos y varios nietos.

» Francisco,
casado con Mercedes Lozano, tuvieron cuatro hijos: Pascual; Dolores, que vivió sólo dos años; Leticia Isabel y Roberto Cayetano (Quique).

» Juan Gallerano tuvo como compañera a Encarna Escamilla; no tuvieron hijos. Falleció en 1994. Se desempeñó como pescadero y fue el único de los hijos de Don Pascual Gallerano que viajó a Italia y conoció la casa de sus padres.

Hijos de Mercedes Lozano y Francisco Gallerano. De izquierda a derecha Roberto Cayetano (Quique), Leticia Isabel y Pascual Osvaldo (Yoyo). (Foto propiedad de Nelly Gallerano de Suárez Jofré)
» Pedro, casado en primeras nupcias con Julia Prieto, tuvo cuatro hijos: Omar, Adolfo, Carlos y Pascual. Omar, casado con Nilda Rescio, tuvo con ella dos hijas: Graciela, casada con Roberto Putruele y madre de Guadalupe y Silvia. Adolfo es casado con Nélida Ares y son padres de Laura, Lilian y Gastón. Carlos es casado con Edith Lahoz y son padres de Gabi y Mauricio. Finalmente Pascual, casado con Beatriz Rodríguez, es padre de Anabella, Maximiliano y Horacio.
Pedro Gallerano tuvo su pescadería en el Mercado de Abasto. Se casó en segundas nupcias con Sara Castro, con quien tuvo otros tres hijos varones: Marcelo, Rodolfo y Gastón, que falleció de pequeño.
Pedro Gallerano falleció en 1993.

» Roque
, el menor de los hijos de Pascual Gallerano y Rosa Mastrotta, se casó con Josefa Pascual. Son los padres de Milton, Rosa, Carlos, Ricardo y Marisa.
Milton Gallerano Pascual se casó con Isabel Soria y fueron padres de Pamela. Rosa Gallerano Pascual se casó con Andrés Torrent y fueron padres de cuatro hijos. Carlos se casó con Rosa Sarmiento, con quien tuvo seis hijos. Marisa es soltera.
Al llegar Juan Domingo Perón al gobierno Roque Gallerano abrazó la causa justicialista, lo que le valió ocupar cargos como Jefe de Demolición en el Consejo de Reconstrucción y luego Jefe de Estadísticas en la División del Vino.
Después del derrocamiento del gobierno peronista sufrió persecuciones. Pasado el trance trabajó como representante en San Juan de una bodega mendocina, que le propone ser responsable de una planta distribuidora en la ciudad de Mar del Plata. Desde allí comenzó a ser intermediario entre sus hermanos y los señores Corani y Ercini, vendedores de pescado, iniciando así una nueva actividad que mantuvo hasta los años 60. Posteriormente se desliga de las actividades relacionadas a la pescadería y se dedica a otros negocios. Con la llegada de Perón a su tercer gobierno, Roque Gallerano ocupó en San Juan el Ministerio de Bienestar Social durante la gobernación del profesor Eloy Camus.

La familia de Francisco Gallerano y Mercedes Lozano

Hijos y nietos de don Pascual Gallerano. De izquierda a derecha Francisco Gallerano (Pancho), Antonia Gallerano de Maletaco, Roque Gallerano, Mercedes Lozano de Gallerano, Leticia Gallerano de Benegas, Leopoldo Benegas, Josefina Gallerano de Basualdo (Pepa). De costado Lucrecia Gallerano (quenchita). Atrás Juan Gallerano, Bautista Gallerano y Laura Gallerano de Elichiribety (Wita). (Foto propiedad de Leticia Gallerano de Benegas).
Francisco era hijo de don Pascual Gallerano y de doña Rosa Mastrotta. Nació en San Juan el 5 de enero de 1911 y le llamaban Pancho. En su niñez y adolescencia ayudaba a su madre en la atención del puesto del Mercado Flores.
Cuando fue mayor empezó a vender pescado en las afueras de la ciudad y tal vez en esas circunstancias habría conocido a Mercedes Lozano. Ella vivía en Angaco, en la zona conocida como Bermejito. Luego de ser novios durante un tiempo, se casaron el 13 de junio de 1935.
El matrimonio tuvo cuatro hijos: Pascual; Dolores, una niña que vivió sólo dos años; Leticia Isabel y Roberto Cayetano (Quique).
La familia se mantenía con el trabajo de don Pancho en el Mercado Flores, como pescadero junto a sus hermanos, y también de algunos trabajos de carpintería, ya que era hábil en la construcción de carros y carretelas.

Hacia el año 50, este matrimonio pudo tener su primera vivienda, ubicada en calle Segundino Navarro en Villa del Carril, Capital. Pronto la familia se hizo conocida de los antiguos moradores del barrio, en una relación que tenía como espacio privilegiado al Club Lanteri, donde se practicaba básquet.

Esquina de General Paz y Catamarca. El edificio que aparece corresponde a la vivienda y almacén de la familia Gallerano-Mastrotta. (Foto propiedad de Nelly Gallerano de Suárez Jofré)
Los Gallerano-Lozano pronto formaron un divertido grupo con otras familias. Son históricas las comidas y reuniones que realizaban luego de los partidos de básquet. De esa amistad entre familias resultó que algunos de sus hijos iniciaron un noviazgo que culminó con el casamiento, como es el caso de Pascual Osvaldo Gallerano Lozano y Elizabeth Leonor Torti, quienes se casaron el 5 de noviembre de 1960, en la cripta de la Catedral. De ese matrimonio nacieron Débora Elizabeth del Valle, Mauricio Osvaldo y Leonardo Francisco.
Para fines de los 60 Pascual Gallerano Lozano instaló junto a su padre y su hermano un puesto para la venta de pescado en el Supermercado Central de calle General Acha. Fue secretario de la Cooperativa La Amistad, presidente del Club Lanteri en dos ocasiones y cuatro veces presidente del Club Ausonia.

En 1962 Leticia Isabel Gallerano Lozano se casó con Leopoldo Washington Benegas, cuyas actividades deportivas en el básquet trascendieron a nivel provincial, nacional e internacional. También se integró al negocio de su familia política. De ese matrimonio nacieron Jorge Carlos, Guillermo Alfredo Francisco, María Alejandra Beatriz y Carolina Leticia del Valle.

En 1968 se casó el último hijo de don Pancho y doña Mercedes, Roberto Cayetano (Quique), con María Emilia Pelliza. Tuvieron tres hijos: María Mercedes, Roberto Marcelo y Gabriel Alfredo. Quique Gallerano contribuyó en la organización de la empresa familiar, así como en sus emprendimientos en materia agrícola. Entre sus múltiples labores se destacan dos presidencias del club Lanteri y su actuación como miembro de la Comisión Directiva del Club Ausonia.
Doña Mercedes Lozano falleció en 1990 y don Pancho Gallerano en 1994.

› Encuesta


El 21 de septiembre de 1880 la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es la Capital Federal o Capital de la República Argentina, la misma no pertenece a...
Seguir leyendo.

San Juan al Mundo - Servicios


Lo mejor de la TV

Lo mejor del cine

Qué comemos hoy?

Sorteos

Radios online

Diarios del mundo

Autos

Qué hacer en San Juan

Humor

Servicios y datos de interés

Trámites y contactos

Temas generales

Blogs del mundo


QUIENES SOMOS CONTACTO SUSCRIBIRSE


Diario la Ventana | Bataller Intimista | La Ventana San Juan | El Nuevo Diario