Viernes, 22 de Junio de 2018      

JOSÉ MARÍA ULLA

"Si se acabara Tinelli empezarían muchas cosas buenas"

Convencido de las ideas que encarna Cristina Fernández, llegó a San Juan la semana pasada para dirigir un concierto en homenaje a Néstor Kirchner. Nació en Santa Fe, hoy vive en Mar del Plata y es director de la Orquesta Municipal de esa ciudad.

En su ciudad natal empezó a estudiar música a los 8 años, en el Liceo Municipal. Luego siguió en el Instituto Superior de Música de la Universidad del Litoral. Y más tarde se fue a Suiza, de
donde egresó como director de orquesta. Asegura que en nuestro auditorio detectó “algunos problemitas de acústica”. Firme en sus opiniones, dice que “Argentina está mejor y que estaría encausada hacia un proyecto definitivo de desarrollo económico”.
Pasó por El Nuevo Diario. Directo y sin rodeos, en su verba se reconoce la pasión de la convicción del artista que cree en la política.

- ¿Le gustaría que la Orquesta Sinfónica toque en la Fiesta Nacional del Sol o en el Festival de Cosquín?
- Por supuesto. A veces hay cholulismo de muchos funcionarios. Me pregunto por qué hay que ir a escuchar buena música solamente al Teatro Colón. Eso es una pelotudés cholula. Es como empezar a construir desde el techo. Yo creo que este gobierno, desde la Secretaría de Cultura, instruidos por la presidenta, están empezando a formar una base con música de argentinos. ¿Por qué esa concepción de que solamente a aquellas grandes figuras europeas se les paga un excelente caché? Está bien que provocan un espectáculo para cuarenta mil personas, pero eso no es cultura nacional. Hay que revalorizar el fenómeno sinfónico en Argentina.

- ¿Se puede?
- Tenemos varias orquestas profesionales, casi todas creadas en la época de Perón. Y esos organismos se han ido desvalorizando por la invasión de la prensa televisiva de espectáculos de pésimo gusto. Ahora hemos dado el puntapié inicial para que podamos hacer la gira internacional con el “Markama sinfónico” tocado por la Orquesta Sinfónica de la Universidad Nacional de San Juan. La prensa tiene que colaborar con nosotros. Es importantísimo.

- ¿Usted viene de un hogar peronista?
- En realidad crecí en un hogar frondizista. Mi padre fue una de las personas más cercanas a Frondizi. Papá nació en un pueblito muy chiquito de la provincia de Santa Fe, del cual salió mucha materia gris. Fue diputado en la presidencia de Arturo Frondizi, fue fiscal de estado en la presidencia de Isabel Perón y luego presidente de la Corte, entre otras cosas. Tengo simpatía por Frondizi, lo considero un brillante estadista, pero soy justicialista.

- ¿Qué significa para usted haber llegado a San Juan para dirigir el concierto homenaje para conmemorar un año de la muerte de Néstor Kirchner?
- Pienso que Néstor Kirchner abrió una puerta diferente a lo que se había venido haciendo. Argentina está mejor y encausada hacia un proyecto definitivo de desarrollo económico, más allá de los planes que son alicientes. No nos olvidemos que todos los gobiernos han sido asistencialistas en Argentina.

- Osvaldo Bayer pasó por San Juan y dijo que para que esto sea una democracia verdadera, hace falta que no hayan más villas miserias en el país.
- Villas miserias hay en todos los países del mundo. Las villas no son consecuencia de una política económica. A veces son factores socioculturales y el gobierno no puede modificarlos. A veces también hay negociados internos de esos lugares. La Villa 31 es un lugar muy complejo. La erradicación total de las villas miserias es una cosa y la erradicación de la pobreza es otra. El trabajo existe cuando hay desarrollo, cuando hay industria, cuando hay valor agregado, como dice la presidenta. El doctor Illia decía: “La democracia no es solamente un acto declamativo”.

- ¿Encuentra puntos de coincidencia entre el gobierno de Frondizi y el de Kirchner?
- La presidenta de la Nación, hace poco, destacó a Arturo Frondizi. Yo nunca había escuchado a otros presidentes constitucionales destacar a Frondizi. Además Néstor Kirchner no era ningún estúpido. Él sabía bien cómo se hacían las cosas y tenía coraje. Frondizi estaba acorralado por los militares, Néstor no, tenía una situación menos comprometida.

- Volviendo a la música, ¿siempre eligió música folclórica y tango para sus conciertos, o también cultiva otros géneros?
- No necesariamente. Dirijo todo tipo de música. Me parece que Argentina tiene mucha música importantísima. En los últimos años han salido al mundo grandes compositores como Piazzolla y Carlos Guastavino, que es un compositor que se escucha mucho en Europa. Respecto a lo mío, hago todo tipo de repertorio. Incluso estoy entre los pocos directores del planeta que ha hecho la sinfonía “Turangalîla”, de Olivier Messiaen, que se hace cada 30 años. Turangalîla es un término en sanscrito que combina el amor y el devenir. Por ejemplo, en San Juan vinimos a tocar un concierto de Roberto Pintos, que es un compositor muy joven, que le encargan obras de todas partes del mundo. Tiene alusiones al folclore.

- ¿Qué le ha parecido la Orquesta Sinfónica de la UNSJ?
- Para mí la Orquesta de la Universidad de San Juan es la única que hay acá. Las comparaciones suelen ser odiosas. Pero te digo, he tenido la oportunidad de dirigir en corto tiempo varias orquestas argentinas. Entonces vos sacás la conclusión: si yo tuviera que proponer una orquesta para viajar, elegiría la Orquesta de la Universidad Nacional de San Juan. El “Markama sinfónico” fue uno de los que mejor salió. Aparte creo que tiene un director (Raúl Maestro) que es un tipo preocupado por la orquesta, y bien intencionado, que es algo difícil de encontrar. O sea que no sólo la orquesta es buena, sino que tiene una persona que puede conducir este proceso con éxito.

- ¿En qué escenarios del mundo que haya actuado le impactó más dirigir?
- Y bueno, Tom Halen, en Zurich. Esa sala la inauguró Johannes Brahms. Es un lugar bárbaro artísticamente, arquitectónicamente. Acá el auditorio de ustedes es impactante. Pero pienso que hay algunos problemitas de acústica. Hay como agujeros negros y eso no tendría que ser. Supongo que tendría que venir algún ingeniero importante a verlo.

- ¿Es valorada la música de orquestas en nuestra cultura actual?
- Creo que sí. Tenemos excelentes recursos humanos que no se valoran todavía como debieran. Además, la música sinfónica, es una de las reservas espirituales de la sociedad. No puede ser Tinelli la referencia.

- ¿Por qué cree que el referente de la cultura popular es Tinelli?
- En primer lugar me parece que hay una concepción equivocada de la sexualidad. Un espectáculo cultural no tiene que incluir necesariamente cosas que linden con la pornografía. La vida se disfruta desde las cosas buenas, no desde las cosas vulgares. Ahora, con Tinelli vamos a ser atrasados. La denigración de la mujer que hay en ese programa es terrible. Aparte yo a una mina la quiero tocar no la quiero mirar. Y todos sabemos que son minas que pueden estar buenísimas, pero que son de tipos que tienen mucha guita. Me parece una cosa tan pajera. Hay cosas más interesantes en la vida. Creo que si se acabara Tinelli empezarían muchas cosas buenas. Lo digo con una profunda convicción.

- ¿Piensa que se ha distorsionado el gusto de los televidentes?
- No, no pienso, se ha distorsionado brutalmente. Hay un problema: a veces los medios difunden solamente las cosas que tienen mayor rating aunque sean una porquería.
“Markama sinfónico” es marca registrada, es como el mate, es un excelente espectáculo, y no necesariamente tiene pornografía.

- Como un kirchnerista convencido, ¿qué mensaje le dejaría a quien está leyendo esta nota?
- Diría que no necesariamente la corrupción es un factor de empobrecimiento de un país. Estados Unidos tiene mucha corrupción y la tuvo siempre. Pasa por la falta de producción. Por la entrega del patrimonio nacional. Eso es peor que la corrupción.

- ¿Cual es su opinión sobre el debate de la ley para legalizar el aborto?
- Estoy en contra del aborto.

- ¿Y del debate por la ley de eutanasia?
- A favor.

- ¿Qué opina de la despenalización de tenencia de drogas para consumo personal?
- No tengo criterio formado.
José María Ulla, director de orquesta

PERFIL
Nació:
en Santa Fe
Edad: 49 años
Estado civil: divorciado
Hijos: Anastasia
Comida preferida: asado
Bebida preferida: champaña
Último libro que leyó: “Ficciones”, de Jorge Luis Borges.
Música preferida: Música popular argentina
Un deporte: Fútbol para todos
Una ciudad: Venecia.

Fuente: El Nuevo Diario

San Juan al Mundo - Servicios


Lo mejor de la TV

Lo mejor del cine

Qué comemos hoy?

Sorteos

Radios online

Diarios del mundo

Autos

Qué hacer en San Juan

Humor

Servicios y datos de interés

Trámites y contactos

Temas generales

Blogs del mundo


QUIENES SOMOS CONTACTO SUSCRIBIRSE


Diario la Ventana | Bataller Intimista | La Ventana San Juan | El Nuevo Diario