Domingo, 22 de Julio de 2018      

¡Exclusivo! Graci Susini

Graci Susini: "Camus está fuera de toda sospecha"

El ex – jefe de policía del gobierno de Eloy Camus, habló por primera vez para un medio periodístico y lo hizo con El Nuevo Diario. Dijo estar tranquilo pese a los delitos que se le imputan y no descarta que le hayan “armado la causa”.

Entrevista a Graci Susini para La Ventana, programa que conducen Juan Carlos Bataller y Juan Carlos Bataller Plana.

El metro noventa y siete de estatura que tiene Enrique Grasi Susini, impresiona. Los 69 años no han hecho mella en su físico. Se mantiene erguido, con el peso justo. Recibe al equipo periodístico de El Nuevo Diario con un pantalón de vestir color gris oscuro, camisa rayada y una campera de polar color azul marino.
Es una persona intelectualmente sólida, con conocimiento de política y, pese a su detención, informado de la realidad. Con vos firme, de buenos modales y siempre mirando a los ojos, se ha ganado en poco tiempo la confianza y el respeto de los penitenciarios que lo custodian.

Rescata el marco de respeto con el que se lo trata en su detención. Su celda no es demasiado amplia, pero muy ordenada. En la mesa de luz hay una radio con reproductor de cd. En una abertura que cumple las funciones de placard pero sin los cerramientos, hay aceite de maíz y de oliva. Sal fina, café, té y mate cocido. Algo de ropa colgada, una campera de gamuza, una camisa, una bufanda y un pantalón de vestir. En la parte baja un par de zapatos y otro de zapatillas.

A los pies de la cama, hay un perchero en donde descansa otra campera y un sobretodo. Al lado dela cama, una mesa no muy grande, pero lo suficientemente cómoda para comer y poder escribir y leer varios libros sobre filosofía y política.

Así pasa sus días Enrique Grasi Susini, quien fue detenido en Capital Federal por orden del juez Federal Leopoldo Rago Gallo en el marco de la investigación de una causa por la presunta comisión de apremios ilegales y torturas contra Juan Bautista Ripoll. El ex – jefe de policía que se desempeñó durante la gobernación de Eloy Camus en el período 73 – 76, permanece alojado en el Servicio Penitenciario Provincial. Por primera vez habla con un medio de comunicación y lo hizo con El Nuevo Diario.

Su vuelta a San Juan

“Era impensado que terminara así”
-¿Pensó en algún momento que una de sus visitas a San Juan iba a ser por este motivo?
-Me hubiera resultado impensado, estuve muy orgulloso de estar en San Juan, ejercí la jefatura de policía, del gobierno al que pertenecí, de la conducta del gobernador, de su generosidad, de los lineamientos que nos daba y me ha sorprendido enormemente venir en estas condiciones y espero ante la justicia demostrar la inocencia de las causas en donde s eme acusa y poder disfrutar de San Juan en las condiciones en las que me gusta.

-¿El golpe del 76 había sido pedido por alguien?
-Era gran parte de la sociedad que pedía el golpe, también la prensa, sectores empresariales, los sectores políticos curiosamente si lo hicieron fue solapadamente, pero públicamente el doctor Balbín llegó a decir que “esto no tenía ninguna solución”, aunque después se supo que hubo conversaciones pidiendo que “lo que tuvieran que hacer lo hicieran rápido”, frase evangélica que se la aplicó el doctor Pichetto a Cobos.

La causa por apremios
-¿Por qué cree que esta causa se activa en este momento?
-La Justicia está obligada a investigar todos los hechos que puedan implicar la comisión de delitos de cualquier naturaleza, en el caso de los denominados “delitos de Lesa Humanidad” y que son imprescriptibles, pueden aparecer en cualquier momento. A mí puede parecerse mal el sistema y le adelanto que me parece muy mal. Pero la justicia está obligada a investigarlos así que yo estoy dispuesto a darles todas las explicaciones que según mi leal saber y entender, van a acreditar mi inocencia en este caso.

-¿Conoce al denunciante?
-Conozco las carátulas porque las denuncias son varias, en algún aso conozco a los denunciantes, en algún caso entiendo que los denunciantes van a presentarse a decir que no han sufrido los apremios ilegales que se me imputan en primer lugar, todas cosas que deberán dirimirse cuando llegue el momento de ofrecer testigos y se puedan acreditar pruebas de las que disponga fiscalía y mi defensa para terminar con este tema.

-¿Hay condimento político en esta denuncia puntual en su contra?
-Todos estos hechos son políticos, fueron políticos los hechos que investigamos en su momento nosotros y que dio origen a detenciones, algunas de las cuales se transformaron en estas denuncias que sale a la luz ahora. Fue política la orientación que se recibió para actuar en aquella época, fueron políticas las diferentes formas en que el Poder Ejecutivo Nacional encaró estos temas a lo largo de la vigencia de la democracia, desde el 83 en adelante con contradicciones flagrantes entre un gobierno y otro en como encarar estos temas, así que la política está siempre presente, son hechos políticos, así que la respuesta a su pregunta es absolutamente sí.

-¿Siente que “le armaron” una causa?
-No sé si es que me armaron una causa, pero tampoco podría descartar que esto pudiera tener un dejo de baja política de alguien que aquí en San Juan quisiera involucrarme para tal o cual cosa…

-¿Lo que se conoce habitualmente como un pase de factura?
-Descuento que hay gente que ha celebrado con champagne que yo esté detenido, descuento también que hay gente a la que ha dolido mucho lo que estoy pasando y el conjunto de la sociedad que no vivió aquellos años y que no me conoció está esperando ver que se prueba para determinar quien fui en aquellos años.



El gobierno de Camus, sin sospechas
“Nunca se violaron Derechos Humanos”
-¿El caso cobra una relevancia especial al ser detenido el ex – jefe de Policía de un gobierno peronista como el de Camus?
-Camus fue un extraordinario gobernador en situaciones difíciles de la República en términos políticos y económicos, fue un hombre de una gran nobleza y de una actitud que voy a poder certificar de los casos de los cuales él intentó salvar la vida de gente que después fue perseguida hasta la muerte en algunos casos, incluso gente escondida en su casa y que creo que son desaparecidos y hasta un fallecido en tiempos de la dictadura. La actitud del profesor Camus está fuera de toda sospecha y de toda duda, cualesquiera sean los errores o los aciertos que yo haya tenido en el ejercicio de la función, que no sirva para intentar salpicar aquel gobierno.

-¿Entonces nunca hubo un plan para violar Derechos Humanos en el gobierno de Camus?
-De parte del gobierno y de parte mía ese plan es absolutamente inexistente, lo cual no quiere decir que con posterioridad ese plan no haya sido instrumentado en alguna circunstancia, porque creo que es público y notorio que fue así, pero tanto en mi jefatura y en el ámbito en donde pude controlar los hechos, de ninguna manera fue así.

Los que pensaban distinto
“Eran adversarios, no enemigos”
-¿Hubo persecuciones o detenciones por política?
-Nosotros nunca perseguimos a nadie por ideas políticas, investigábamos hechos ilícitos según la legislación de la época que podían estar motivados por razones políticas pero de ninguna manera la ideología en sí misma sino el hecho concreto que estaba tipificado en normas jurídicas. No voy a citar los casos, pero en ese gobierno había gente que provenía de la Juventud Peronista íntimamente ligada con gente que eligió la vía armada y ellos eligieron la vía política pero eso no los convertía en enemigos, éramos todos parte de una generación que debimos haberle servido a la patria para mucho más de lo que le servimos pero no lo considerábamos enemigos a nuestros adversarios.

-¿Qué sintió cuándo le hacían saber que se le imputan tres violaciones, no cometidas por usted, pero por el hecho de haber sido la autoridad?
-Un enorme dolor tanto en el caso de las violaciones como el de los apremios ilegales, en cualquiera de los casos que hubieran ocurrido produce un enorme dolor. Sé que no lo consentí, no lo permití, no lo busqué, no lo quise y todas las órdenes eran contradictorias con eso, sin embargo a 37 años de los hechos tengo la obligación racional de admitir que alguna cosa puede haber ocurrido, sé que no basta la declaración de la víctima porque los hechos deben ser probados con algo más y yo no creo que los hechos hayan existido, sin embargo su pregunta me produjo un gran dolor porque cuando uno tiene la certeza de estar actuando dentro de los márgenes jurídicos, dentro de su propia responsabilidad y de la ley, cuando no siente odio de los adversarios, que nos imputen hechos de esta naturaleza, es un agravio.

-¿Cuánto le importa o le afecta el tiempo que pueda llegar a estar detenido?
-Me importa mucho menos que mi honor, que la certeza que tengan mis hijos de cual ha sido mi conducta y mi integridad que la certeza que tengan mis amigos y todos los hombres que formamos parte de aquel gobierno del que todos nos sentimos orgullosos de haber acompañado al profesor Camus.


La relación con Abal Medina
“Nunca cuestionó mi conducta”
-¿Qué actividades realizaba hasta el momento de ser detenido?
-Actividades comerciales, con éxito a veces y sin éxito la mayoría de las veces, no soy un hombre dotado para hacer negocios, entre las muchas cosas para las cuales no estoy dotado pero he sobrevivido, soy jubilado en este momento, tenía una oficina con un gran amigo dentro de su estudio jurídico, es un hombre que proviene de otro sector político, son nuestras ideas muy divergentes, somos amigos desde hace 50 años, es Juan Manuel Abal Medina, padre, así que en su estudio tengo mi oficina.

-¿Discute o discutió de política con él?
-Hemos discutido de política durante 50 años sin que esto haya alterado una amistad ni haya sido cuestionada mi conducta por alguien que tiene bastante conocimiento de los hechos.

Sus días tras las rejas
“Rezo para reencontrarme con mis convicciones”
-¿Cómo son los días de Graci Susini dentro del Servicio Penitenciario Provincial?
-Como tengo la experiencia de la detención del 76 y del 77, el trato es infinitamente más respetuoso y correcto comparado con lo que era en aquella época. Los días son de mucha lectura, conversar con personal o con gente que se acerca y que está detenida en el mismo ámbito, rezar, estos momentos son siempre buenos para el reencuentro con las convicciones más profundas que son de naturaleza religiosa y convicciones con las cuales uno no es tan consecuente como debiera.

-¿Recibe visitas familiares?
-Siendo que mi familia vive en Buenos Aires, recibo visitas de algún familiar de acá, han venido de Buenos Aires gente amiga desde allá y también de San Juan dentro del orden que exige el sistema penitenciario he tenido muchas visitas que me han alegrado y me han reconfortado. En algunos casos hay gente en San Juan y en Buenos Aires dispuesta a realizar actos y juntar firmas en mi apoyo pero creo que son cosas que no alientan y me parece que no son útiles porque esto debe se dirimido ante la justicia.


Ficha personal
Nombre: Enrique Grasi Susini.
Edad: 69 años.
Fecha de nacimiento: 5 de octubre de 1.942.
Lugar: Esquel, provincia de Chubut.
Residencia actual: Capital Federal.
Actividad laboral: jubilado, además ejerce actividades comerciales. Tiene su oficina en el mismo estudio de Juan Manuel Abal Medina.
Prácticas deportivas: Jugó al rugby hasta los 23 años en el SIC, San Isidro Club. Su puesto era segunda línea.
Club de fútbol: River Plate.
Actividad preferida: Leer sobre filosofía y política.

Enrique Graci Susini pasa gran parte del día leyendo
Este es el lugar donde está detenido Enrique Graci Susini, el ex jefe de Policía de San Juan entre 1973 y 1976

San Juan al Mundo - Servicios


Lo mejor de la TV

Lo mejor del cine

Qué comemos hoy?

Sorteos

Radios online

Diarios del mundo

Autos

Qué hacer en San Juan

Humor

Servicios y datos de interés

Trámites y contactos

Temas generales

Blogs del mundo


QUIENES SOMOS CONTACTO SUSCRIBIRSE


Diario la Ventana | Bataller Intimista | La Ventana San Juan | El Nuevo Diario