Sábado, 18 de Agosto de 2018      

Juan Carlos Bataller. LOS PRÓCERES EN CARNE VIVA: GOBERNADORES DEL SIGLO XIX EN SAN JUAN

Juan Carlos Bataller, autor del libro "Los próceres en carne viva", estuvo en el programa A Media Mañana donde fue entrevistado por Nina Galván y Guillermo Juárez

Los próceres en carne viva
Los próceres en carne viva: gobernadores del siglo XIX en San JuanAutor: Juan Carlos Bataller

San Juan – Primera edición - San Juan: Solaura; Fundación Bataller, 2015.

218 páginas

23x15 cm.

ISBN 978-987-25701-3-2

Escrito por Juan Carlos Bataller, “Los próceres en carne viva” fue declarado de interés por la Legislatura

En la novena sesión celebrada el jueves 20 de agosto de 2015, la Cámara de Diputados de la provincia aprobó la Declaración de Interés Cultural, Social e Histórico del libro “Los próceres en carne viva” de autoría del periodista Juan Carlos Bataller. El proyecto había sido presentado por la diputada Cristina López y fue aprobado por unanimidad.

La publicación contiene las curiosidades, la realidad y lo que no se dice en los libros de historia sobre diferentes gobernadores de San Juan del Siglo XIX. Bataller busca a través de su relato, mirar la historia desde las personas que la protagonizan, con próceres no idealizados ni inmaculados sino con sus defectos y virtudes. “Todo desde la mirada de un periodista, yo no soy historiador. A la historia la hace la gente, las vivencias”, explica el autor.

“Los próceres en carne viva”, se suma a “La cena de los jueves: Historias del Siglo XXI”, “El desafío de pensar el futuro-San Juan 2035”, “Los gobernadores de mi memoria”, “El San Juan que Ud. no conoció”, entre otros, todos escritos por Juan Carlos Bataller y publicados por Solaura ediciones. El libro puede adquirirse en las librerías de San Juan y en las oficinas de El Nuevo Diario, Santa Fe 236 (O).



VER Y/O DESCARGAR EL LIBRO


PROLOGO

Un siglo muy especial
Hay plazas, calles, escuelas, departamentos y ciudades que llevan sus nombres.
Sin embargo, muy poco es lo que sabemos de ellos.
Y, lo que es peor, en muchos casos se los ha resumido al triste papel de estatuas inalcanzables.
Estamos hablando de los gobernadores sanjuaninos del siglo XIX, el Siglo de los Próceres. De nuestros próceres.

Algún día el tema debería ser motivo de un estudio profundo por historiadores, antropólogos y sociólogos.
Es increíble que una pequeña aldea, alejada de los grandes centros irradiadores de la cultura y la economía, haya dado tantos hombres de relevancia nacional y haya sido partícipe de acontecimientos que tuvieron gran repercusión en la historia del país.

Partamos de una base: cuando nació Argentina como Nación, no poblaban el territorio sanjuanino más de 15 mil personas, la mayoría analfabetas. No había escuelas ni caminos ni medios de transporte que no fuera por tracción a sangre y se vivía en una economía de subsistencia absolutamente precaria.
Sin embargo esta sociedad produjo hombres que llegaron a ocupar los más altos cargos de la naciente Nación.
>Fue un sanjuanino quien presidió el congreso que nos dio la independencia en Tucumán.
>Otro sanjuanino fue presidente de la Nación y es reconocido en el mundo como educador y escritor.
>Un solo argentino llegó a presidir los tres poderes del Estado y había nacido precisamente en esta tierra.
>Varios comprovincianos llegaron a ocupar cargos en el gabinete nacional.
>Fue un sanjuanino el creador de la Cruz Roja Argentina.
>En esa pequeña aldea se redactó la primera declaración de derechos del hombre, como lo fue la Carta de Mayo, se hizo uno de los mayores aportes a la gesta libertadora y fue escenario de tremendas luchas fraticidas y espantosos crímenes políticos.
>Y en este sitio casi desconocido en el mundo, se vivieron acontecimientos difíciles de entender como la quema de la Carta de Mayo en la Plaza pública o el fusilamiento del hombre que dio la autonomía provincial.

Todos estos acontecimientos se produjeron en el siglo XIX, antes que llegara el primer automóvil, se imaginara siquiera medios de comunicación como el teléfono, la radio y la televisión o que las vías del ferrocarril entraran en la ciudad.

Este libro no debe considerarse una historia documental escrita por un historiador sino el relato de un periodista sobre acontecimientos que fueron moldeando lo que hoy somos.
El lector se encontrará con hechos conocidos. Y con otros muy pocos difundidos, ya sea por intereses, convicciones o piedad. Algunos, quizás, hasta lleguen a asombrarlo.
A diferencia con el anterior libro, “Los gobernadores de mi memoria”, basado en testimonios recogidos en persona por mi trabajo periodístico, en este se abreva en distintas fuentes.
Algunos de estos hechos ya fueron publicados en mi libro Revoluciones y Crímenes Políticos en San Juan, editado en mayo de 2.000.
Otros son inéditos y basados en el trabajo documental de nuestros historiadores.
Tanto uno como otro y el tercer libro –en preparación- que completa 2 siglos en la vida provinciana- intentan una aproximación a la vida íntima de los hombres que gobernaron San Juan.

JCB