El 15 de octubre de 2016 comenzó la demolición del Estadio Abierto del Parque de Mayo